Cómo trazar una estrategia SEO eficaz para tu tienda online

Establecer una estrategia SEO diseñada específicamente para tu tienda online es realmente importante si quieres conseguir un buen posicionamiento en el medio y largo plazo.

Determinadas acciones (optimizar contenidos, conseguir enlaces, mejorar el enlazado interno…) podrían realizarse en todos los proyectos, pero quizá en algunos no tenga sentido; no es eficaz.

Es necesario conocer el proyecto, sus clientes y entorno para poder realizar una planificación.

El SEO no consiste en realizar acciones aleatorias. Todo debe responder a un motivo y estar previamente planificado.

Ahora bien, ¿Cómo se hace esto?

Cada proyecto es un mundo y se abordará de formas diferentes. En este artículo vamos a detallar un proceso paso a paso para que puedas plantear una estrategia SEO para posicionar tu web con éxito.

Paso 1 – Determina cuál es el objetivo de tu negocio

Parece algo obvio o simple, pero es la base para tomar el resto de decisiones.

Si no sabemos dónde queremos llegar, difícilmente podremos establecer una estrategia para conseguirlo.

No se trabaja igual una tienda online que parte de cero y necesita nuevos clientes, a un negocio asentado que necesita mejorar su imagen o reputación.

Por lo tanto, el primer paso es conocer las necesidades y los objetivos de la empresa.

Esto determinará el tipo de tráfico que se necesita captar y sus intenciones de búsqueda.

Paso 2 – Analiza cómo es tu sector

Una vez que se conocen los objetivos de la empresa hay que analizar el sector.

No solamente los competidores orgánicos, sino también las búsquedas que realizan los potenciales clientes.

Con un análisis detallado del sector conseguirás:

  • Conocer qué estrategia están llevando a cabo tus competidores y saber cuál está funcionando mejor.
  • Comprender cuáles son las preocupaciones de tus clientes y cómo realizan las búsquedas.

Este paso es muy importante. Es donde realizaremos el estudio de palabras clave y benchmark de la competencia.

Te recomendamos que no escatimes en el tiempo que dedicas a este punto, ya que marcará las pautas a seguir en la estrategia SEO.

Paso 3 – Conoce a tu cliente

Ahora que conocemos cómo realizan las búsquedas y cómo está trabajando nuestra competencia, debemos indagar acerca sobre los comportamientos y preocupaciones de nuestros clientes.

Dependiendo del sector, en el proceso de compra influyen unas variables u otras sobre nuestros clientes.

Conocerlas nos permitirá conocer cómo debemos plantear nuestros contenidos y nos ayudará a conseguir un mayor número de ventas.

Aplicar el método AIDA (Atención > Interés > Deseo > Acción) nos ayudará a conseguir un embudo de ventas en función de la fase en la que esté cada cliente.

Paso 4 – Establece cuáles son las necesidades de la web

Incluso aunque pertenezcan al mismo sector, no todas las webs tienen las mismas necesidades.

Dependerá del trabajo previo que se haya realizado sobre esos proyectos y la propia naturaleza del mismo.

Principalmente debemos analizar 3 aspectos:

  • Autoridad de la web
  • Contenidos y arquitectura web
  • Salud on-page

Las prioridades dependerán mucho del tipo de proyecto al que nos enfrentemos. Un ecommerce con muchos productos (a partir de varios miles) puede tener problemas de rastreo e indexación, mientras que una web de servicios puede tener problemas de optimización de sus contenidos.

Paso 5 – Calcula cual es el presupuesto del que dispone tu empresa

En Orgánika siempre decimos que el SEO es elástico.

Se puede apostar por una estrategia más agresiva que requiera de una mayor inversión en menos tiempo (sin llevar a cabo técnicas que puedan poner en riesgo el proyecto, por supuesto) o se puede apostar por conseguir resultados en un intervalo de tiempo más largo.

Lo ideal es adaptar las acciones y estrategia al presupuesto, y no al revés.

De lo contrario puedes perder el rumbo fácilmente y no conseguir una rentabilidad sobre tu inversión.

Una vez determinado el presupuesto anual o mensual destinado a trabajar el posicionamiento orgánico del sitio, se detallará la estrategia a seguir.

Paso 6 – Establece las urls prioritarias o principales

Dentro de cada web y proyecto hay líneas de negocio que interesan más que otras.

Las urls o contenidos que más interesan posicionar dependen de varios factores como son:

  • Margen de los productos
  • Precio respecto a la competencia
  • Volumen de búsquedas mensuales
  • Competencia en las SERPs
  • Imagen o percepción de marca

El número de urls prioritarias dependerá de lo grande que sea el proyecto. Pueden ser 10 si el ecommerce es relativamente pequeño, o pueden ser 100 en caso de proyectos más grandes.

Paso 7 – Determina las líneas principales de acción

En los pasos anteriores hemos determinado las necesidades del proyecto y el presupuesto del que disponemos.

Con esto podemos elaborar un plan de acción y repartir las acciones a lo largo del tiempo.

Es más sencillo delimitar el trabajo a realizar cada mes, que si se realiza de cada año.

Deben marcarse una líneas generales a seguir a lo largo de ese año, pero para aterrizar las acciones y llevarlas a la práctica, lo ideal es un planning mensual o semanal en el caso de proyectos muy grandes.

En este punto se determinarán, entre otros:

  • Calendario editorial de contenidos
  • Estrategia de enlazo interno y externo a seguir
  • Canales y medios para conseguir enlaces y autoridad
  • Prioridades para resolver problemas on-page

El foco en este paso debemos ponerlo en las urls prioritarias que hemos definido en el paso anterior.

Paso 8 – Define tus KPI principales

Un KPI (Key Performance Indicator) no es más que un indicador para realizar un seguimiento de lo eficaz que está siendo la estrategia.

Cada negocio tendrá unos KPI diferentes. Pueden ser más simples:

  • Número de ventas desde tráfico orgánico
  • Número de visitantes nuevos
  • Posición media de una palabra clave o página

O mas complejas:

  • Relación de visitas nuevas recibidas por cada contenido publicado
  • Evolución del porcentaje de conversión comparado con la evolución del tráfico
  • Ventas derivadas por cada nuevo enlace conseguido

Una vez definidos nuestros KPI más importantes, podemos llevar un control de la evolución del proyecto de forma más simple.

De esto hablaremos en un contenido de nuestro blog más adelante.

Paso 9 – Ejecuta, mide y reajusta

Si no lo mides, no puedes controlarlo.

Es imposible saber si tu estrategia está funcionando si no mides cómo está evolucionando el proyecto.

Una vez que hemos definido nuestros KPI y comenzado a ejecutar nuestra estrategia, debemos realizar un seguimiento de la evolución de los mismos.

De esta forma podremos saber si lo que estamos haciendo beneficia al proyecto o no.

Es obligatorio realizar ajustes o cambios de estrategia según avanza el proyecto. No es lo mismo realizar una planificación «en frío», que estar dentro y ver cómo va evolucionando.

En mayor o menos medida es probable que tengamos que alterar o cambiar algunos aspectos de nuestra estrategia.

Y esto no es nada malo. Al contrario. Debemos buscar siempre lo mejor y más rentable para el proyecto.

Conclusiones

Como puedes ver, trazar una estrategia de posicionamiento web para una tienda online no es algo sencillo y que deba tomarse a la ligera.

Requiere de un gran análisis previo y conocimiento del sector, clientes y proyecto.

Aún así, siempre será necesario realizar ajustes o cambios en la estrategia según vaya evolucionando el proyecto.

Si te ha gustado nuestro contenido, nos encantará que lo compartas en tus redes sociales:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al blog

¿Quieres recibir todos nuestros artículos sobre SEO?

Introduce tu correo y suscríbete a nuestro blog para recibir contenidos únicos.

Más

Últimas entradas

Scroll Up
Abrir el chat